En la primera serie de acción en vivo de La Guerra de las Galaxias, El Mandaloriano, un pistolero solitario se convierte en la última leyenda de la galaxia muy, muy lejana y en una pesadilla para los fugitivos de los planetas del Borde Exterior. Pedro Pascal interpreta al Mandalorian titular, un cazarrecompensas enmascarado con una misteriosa identidad que aún no hemos descubierto. Como aprendimos al principio del espectáculo, el legado de su pueblo lo sigue en su misión. Mando forma parte de una tribu mandaloriana, que incluye a un armero que casualmente se parece mucho a un Mand'alor, tradicionalmente el líder y el guerrero más duro del clan. Su símbolo de reunión es el cráneo de un mitosaurio, una criatura marina gigante que una vez sirvió de montura para los antiguos mandalorientales (quizás una referencia al dinosaurio que Boba Fett montó en su primera aparición en el Especial de Vacaciones de Star Wars), y un símbolo de lo lejos que se remonta la historia de este pueblo icónico. Traducción realizada con la versión gratuita del traductor www.DeepL.com/Translator

 

 

El Mandaloriano, un pistolero solitario se convierte en la última leyenda de la galaxia muy, muy lejana y en una pesadilla para los fugitivos de los planetas del Borde Exterior. Pedro Pascal interpreta al Mandalorian, un cazarrecompensas enmascarado con una misteriosa identidad que aún no hemos descubierto. Como aprendimos al principio, el legado de su pueblo lo sigue en su misión.

Mando forma parte de una tribu mandaloriana, que incluye a un armero que casualmente se parece mucho a un Mandalor, tradicionalmente el líder y el guerrero más duro del clan. Su símbolo de reunión es el cráneo de un mitosaurio, una criatura marina gigante que una vez sirvió de montura para los antiguos mandalorientales (quizás una referencia al dinosaurio que Boba Fett montó en su primera aparición de Star Wars), y un símbolo de lo lejos que se remonta la historia de este pueblo icónico.

Los orígenes y las guerras mandalóricas

Como se puede adivinar por su formidable armadura, los mandalorianos comenzaron como un grupo conquistador de otros pueblos. Desde su mundo natal de Mandalore, cerca de las afueras de la galaxia, se expandieron a muchos otros sistemas estelares. Uno de los más famosos es Concord Dawn. Estos planetas conquistados se convirtieron en el sector de Mandalore. Aunque los mandalorianos también se apoderaron de otros mundos fuera de él, este sector fue su base de poder durante la mayor parte de la historia galáctica.

Entre sus enemigos se encontraban los Jedi, cuyas habilidades de fuerza eran iguales a las de las armaduras especializadas de los mandalorianos. En respuesta, los mandalorianos modificaron su armadura estándar para incluir acero beskar, que puede desviar los golpes de un sable láser, y diversificaron su arsenal para evitar los disparos. Como los Jedi están entrenados para desviar los disparos de los sables láser, otras armas eran más propensas a tomarlos por sorpresa.

Los mandalorianos tenían un código de honor único para ellos, basado en tradiciones marciales. El combate individual podía usarse para resolver disputas, y enfrentarse a fuertes oponentes se consideraba el camino más noble posible en la vida. Se sentían tan cómodos con el combate cuerpo a cuerpo como con los blasters. El sable oscuro, un sable de luz personalizado creado por Mandalor Tarre Vizsla, un Jedi mandaloriano, se convertiría más tarde en un arma emblemática en manos de los líderes del planeta en la época del Imperio.

Jango Fett, el padre de Boba, afirmó haber nacido en el Amanecer de Concordia. Sabemos que Boba Fett fue un clon creado en Kamino, así que su linaje mandaloriano es aún más cuestionable.

Las guerras de los clones

La agresión mandaloriana se volvió tan peligrosa que su guerra contra los Jedi y otros rivales devastó su planeta. Mandalore se convirtió en un páramo apocalíptico, con algunos de los clanes mandalorianos más poderosos dispersándose por otros planetas. Una nueva facción, los nuevos mandalorianos, surgió con el objetivo específico de hacer girar su sociedad hacia el pacifismo total para evitar más daños. Esta facción, liderada por la duquesa Satine Kryse y apoyada por la República a través de los caballeros Jedi Obi-Wan Kenobi y Qui-Gon Jinn, finalmente tomó el control del planeta.

Kryze transformó los desechos muertos de Mandalore en brillantes y homogéneas ciudades. Mientras tanto, al amparo de las Guerras Clon, otra facción mandaloriana se estaba levantando. Death Watch, fundada por Pre Vizsla, descendiente del antiguo Mandalor, pretendía volver a las prácticas más violentas de los anteriores mandalorianos. Al final de un complicado conflicto entre los Jedi y los Sith, el ex soldado de Death Watch Bo-Katan Kryze tomó el trono. Mandalore fue, de nuevo, desestabilizado.

Esta era de la historia mandaloria fue completamente reescrita para la serie animada The Clone Wars. Aunque ambas eran ostensiblemente parte del canon previo a Disney, el programa de televisión tuvo prioridad sobre lo que se había establecido previamente en la línea de tiempo de las Leyendas, principalmente que los mandalorianos habían luchado junto a los separatistas contra la República durante las Guerras Clon

Cuando el Imperio subió al poder, encontraron un aliado dispuesto y un líder títere en el super comando mandaloriano Gar Saxon, que fue nombrado Virrey Imperial de Mandalore. Durante un tiempo, el planeta estuvo totalmente bajo control imperial.