Nacida en 1970 en Cambridge, Inglaterra, Saville asistió a la Glasgow School of Art de 1988 a 1992, y pasó un trimestre en la Universidad de Cincinnati en 1991. Sus estudios centraron su interés en las “imperfecciones” de la carne, con todas sus implicaciones y tabúes sociales.

Jenny Saville Biografía

Nacida en 1970 en Cambridge, Inglaterra, Saville asistió a la Glasgow School of Art de 1988 a 1992, y pasó un trimestre en la Universidad de Cincinnati en 1991. Sus estudios centraron su interés en las “imperfecciones” de la carne, con todas sus implicaciones y tabúes sociales.

Saville se sintió cautivada por estos detalles desde que era una niña; conció la obra de Tiziano y Tintoretto en diferentes viajes con su tío, y de observar el modo en que los dos pechos de su profesora de piano -agrupados en su camisa- se convertían en una gran masa.

Durante una beca en Connecticut en 1994, Saville pudo observar el trabajo de un cirujano plástico de Nueva York. El estudio de la reconstrucción de la carne humana fue determinante para su percepción del cuerpo, tanto de su resistencia como de su fragilidad. El tiempo que pasó con el cirujano alimentó su conocimiento de las aparentemente infinitas formas en que la carne se transforma y desfigura. Exploró patologías médicas, vio cadáveres en la morgue, examinó animales, estudió la escultura clásica y renacentista, y observó parejas entrelazadas, madres con sus hijos, individuos cuyos cuerpos desafían las dicotomías de género, etc.

Miembro de los Jóvenes Artistas Británicos (YBA), el grupo informal de pintores y escultores que alcanzó la fama a finales de la década de 1980 y principios de la de 1990, Saville revitalizó la pintura figurativa contemporánea desafiando los límites del género y planteando cuestiones sobre la percepción que la sociedad tiene del cuerpo y su potencial.

 

Aunque con visión de futuro, su obra revela una profunda conciencia, tanto intelectual como sensorial, de cómo se ha representado el cuerpo a lo largo del tiempo y en todas las culturas, desde la escultura antigua e hindú, pasando por el dibujo y la pintura del Renacimiento, hasta la obra de artistas modernos como Henri Matisse, Willem de Kooning y Pablo Picasso. En los llamativos rostros, los miembros desordenados y los pliegues desordenados de sus cuadros, se pueden percibir ecos de la Venus de Urbino de Tiziano (c. 1532), del Cristo descendiendo de la cruz de Rubens (1612-14), de la Olympia de Manet (1863) y de los rostros y cuerpos extraídos de revistas y periódicos sensacionalistas. Los cuadros de Saville se niegan a encajar sin problemas en un arco histórico; en su lugar, cada cuerpo se presenta, autónomo, voluminoso y siempre negándose a esconderse.

Obra de Jenny Saville

Últimas noticias y novedades del Arte y la Cultura. Pintura, escultura, danza, teatro, arte contemporáneo en GalleryBarcelona.com. Revista de Arte