Damien Hirst nació en 1965 en Bristol y creció en Leeds. En 1984 se trasladó a Londres, donde trabajó en la construcción antes de estudiar una licenciatura en Bellas Artes en el Goldsmiths College de 1986 a 1989. Fue galardonado con el Premio Turner en 1995. Desde finales de los 80, Hirst ha utilizado una variada práctica de instalación, escultura, pintura y dibujo para explorar la compleja relación entre el arte, la vida y la muerte. Explicando: “El arte es acerca de la vida y no puede ser realmente acerca de nada más … no hay nada más“, el trabajo de Hirst investiga y desafía los sistemas de creencias contemporáneas, y disecciona las tensiones e incertidumbres en el corazón de la experiencia humana.


Damien Hirst nació en 1965 en Bristol y creció en Leeds. En 1984 se trasladó a Londres, donde trabajó en la construcción antes de estudiar una licenciatura en Bellas Artes en el Goldsmiths College de 1986 a 1989. Fue galardonado con el Premio Turner en 1995. Desde finales de los 80, Hirst ha utilizado una variada práctica de instalación, escultura, pintura y dibujo para explorar la compleja relación entre el arte, la vida y la muerte. Explicando: “El arte es acerca de la vida y no puede ser realmente acerca de nada más … no hay nada más“, el trabajo de Hirst investiga y desafía los sistemas de creencias contemporáneas, y disecciona las tensiones e incertidumbres en el corazón de la experiencia humana.

Hirst desarrolló su interés en explorar la “idea inaceptable” de la muerte cuando era adolescente en Leeds. A partir de los dieciséis años, visitó regularmente el departamento de anatomía de la Escuela de Medicina de Leeds para hacer dibujos de la vida (‘Con la cabeza muerta’ (1991)). Las experiencias sirvieron para establecer las dificultades que percibía para conciliar la idea de la muerte en vida. De la prominencia de la muerte en su trabajo (‘A Thousand Years’ (1990)) ha explicado: “Puedes asustar a la gente con la muerte o con una idea de su propia mortalidad, o puede realmente darles vigor“.

En los orfebres, la comprensión de Hirst de la distinción entre pintura y escultura cambió significativamente, y comenzó a trabajar en algunas de sus series más importantes. Los ‘Gabinetes de Medicina’ creados en su segundo año combinaron la estética del minimalismo con la observación de Hirst de que, “la ciencia es la nueva religión para mucha gente” Este es uno de sus temas más perdurables, y se manifestó con mayor fuerza en el trabajo de instalación, ‘Farmacia’ (1992).

En 1991 Hirst comenzó a trabajar en “Historia Natural”, posiblemente su serie más famosa. Mediante la conservación de criaturas en tanques minimalistas de acero y vidrio llenos de solución de formaldehído, pretendía crear un “zoológico de animales muertos“. En 1992, la pieza sobre tiburones, “La imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo” (1991) fue presentada en la exposición “Jóvenes artistas británicos I” de la Galería Saatchi. El tiburón, descrito por el artista como una “cosa para describir un sentimiento“, sigue siendo uno de los símbolos más icónicos del arte moderno británico y de la cultura popular en los años 90. La serie tipifica el interés de Hirst por los mecanismos de exhibición. Las cajas de cristal que emplea tanto en las obras de “Historia Natural” como en las vitrinas, como “La Incapacidad Adquirida de Escapar” (1991), actúan para definir el espacio de la obra de arte, al tiempo que comentan la “fragilidad de la existencia“.

Desde su participación en ‘Freeze’ en 1988, los proyectos de curaduría han seguido siendo importantes para el artista. En 1994 organizó la exposición colectiva internacional “Some Went Mad, Some Ran Away” en la Galería Serpentine. Más de una década después, y explicando que considera que las colecciones constituyen un “mapa de la vida de un hombre“, comisarió una galardonada exposición de obras de su colección “Murderme”: “En la hora más oscura puede haber luz” (2006, Galería Serpentine).

No me interesa en absoluto atar las cosas“, Hirst ha seguido explorando durante la última década los “grandes temas” de “la muerte, la vida, la religión, la belleza, la ciencia”. En 2007, dio a conocer el espectacular “Por el amor de Dios” (2007): una fundición de platino de un cráneo engastado con 8.601 diamantes impecables engarzados en pavé, en la exposición White Cube “Más allá de la creencia”. Al año siguiente, dio el paso sin precedentes de evitar la participación de la galería en la venta de 244 nuevas obras en la casa de subastas Sotheby’s de Londres. La subasta “Beautiful Inside My Head Forever”, que describe la venta como un medio para democratizar el mercado del arte, se realizó después del evento de Hirst’s Sotheby’s en 2004, en el que se vendió todo el contenido de la empresa de restaurantes del artista, Pharmacy.

Desde 1987, se han realizado más de 80 exposiciones individuales de Damien Hirst en todo el mundo y su trabajo se ha incluido en más de 260 exposiciones colectivas. La primera gran retrospectiva de Hirst, “La agonía y el éxtasis”, se celebró en el Museo Archeologico Nazionale de Nápoles en 2004. Su contribución al arte británico durante las últimas dos décadas y media fue reconocida en 2012 con una gran retrospectiva de su obra en la Tate Modern.

Hirst vive y trabaja en Londres, Gloucestershire y Devon.

Damien Hirst arte

Últimas noticias y novedades del Arte y la Cultura. Pintura, escultura, danza, teatro, arte contemporáneo en GalleryBarcelona.com. Revista de Arte