Pablo Picasso, desde muy joven fue capaz de retratar un modelo en un papel con un gran parecido. El talento y nacer en un entorno creativo (el padre era artistas ) hizo que a los ocho años el pequeño Pablo Picasso ya era un experto en pintura al óleo, debido a que su padre le enseñó las técnicas de dibujo.
La primera comunión 1896

Pablo Picasso, desde muy joven fue capaz de retratar un modelo en un papel con un gran parecido. El talento y nacer en un entorno creativo (el padre era artistas ) hizo que a los ocho años el pequeño Pablo Picasso fuera un experto en pintura al óleo.

Su primera pintura al óleo, El Picador (1889) fue pintado a la edad de nueve años y lo conservó toda la vida. Dibujaba todo el tiempo; quedó una gran cantidad de bocetos dedicados a las corridas de toros, así como estudios sobre la vida de la gente local. El padre de Pablo comenzó a involucrarlo en la pintura decorativa interior. Fue entonces que Pablo Picasso ingresó en la academia de Arte de Barcelona

El Picador, data de 1890, cuando el autor tenía solo 9 años, es probablemente la pintura más antigua que se haya conservado de Pablo Picasso
El Picador 1890


Incluso las primeras obras de Picasso muestran su comodidad en el arte académico. Sin embargo, hacer estudios de modelos de yeso no cautivó al joven artista y abandonó la Academia.

Ingresó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid,  aunque tampoco por mucho tiempo. Los lienzos creados por grandes maestros como Velázquez, el Greco y Goya, exhibidos en museos de la capital se convirtieron en los maestros del artista de 16 años.

La vida sigue siendo el tema de las pinturas de Picasso: transeúntes, pescadores, bañistas, numerosos vecinos, amigos, su madre y su hermana.

Su hermana Lola aparece en la imagen de género La primera comunión (1896), la imagen de su madre se ejecuta brillantemente en un retrato pintado el mismo año. Uno de los primeros autorretratos del artista también lo realizó en ese momento.

Cuando Picasso tenía 15 años pintó, Ciencia y caridad (1897) , que puede interpretarse tanto como pintura de género o de tipo simbólica. Un médico, siente el pulso de una mujer acostada en una cama, mientras que al otro lado, hay una monja que sostiene a un niño y le ofrece un vaso de agua. Por lo tanto, la ciencia médica y la compasión se oponen entre sí. En una exposición en Madrid en 1897, esta pintura cayó en desgracia entre los críticos: la mano del paciente parecía insuficientemente elaborada y poco realista para ellos: lo llamaron un guante. Sin embargo, los dedos inverosímilmente largos de la mano eran una anticipación del futuro estilo del “Período azul”.

Habiendo alcanzado la excelencia en la representación realista al pintar la vida, Picasso logró rechazar esta forma de pintar que era arcaica para él. Los intentos del joven maestro de “hablar diferentes idiomas de estilo” comprenden el retrato de su hermana , que recuerda a las pinturas impresionistas. 

Las obras tempranas termina con pinturas como Una pareja delante de una posada (1900). Brillantes toques de color acercan esta imagen al protofauvismo, mientras que distintos contornos son un homenaje al estilo modernista. 

Pablo Picasso, desde muy joven fue capaz de retratar un modelo en un papel con un gran parecido. El talento y nacer en un entorno creativo (el padre era artistas ) hizo que a los ocho años el pequeño Pablo Picasso ya era un experto en pintura al óleo, debido a que su padre le enseñó las técnicas de dibujo.
Pareja delante de una posada 1900

Ese año, Pablo Picasso visitó París por primera vez. Era la Meca para todas las personas creativas, donde el arte moderno se estaba creando a partir de los talentos de todas las naciones. En 1904, el artista se mudó a París para quedarse allí para siempre.

Últimas noticias y novedades del Arte y la Cultura. Pintura, escultura, danza, teatro, arte contemporáneo en GalleryBarcelona.com. Revista de Arte